Terapia de Familia y Pareja

Una Familia es un sistema vivo cuyos miembros interactúan regularmente y en diversos grados de dependencia uno del otro. Cualquier acontecimiento que afecte a un miembro extiende sus efectos de influencia sobre los demás miembros. Por esto, lograr el equilibrio de los miembros en los niveles sociales, biológicos y psicológicos es la función de la familia. Sin embargo, mientras la familia cu,ple con sus funciones primordiales, se enfrenta a una multitud de conflictos qu pueden convertirse en obstáculos para su desarrollo.

La terapia familiar nace con el objetivo de comprender el funcionamiento humano desde un punto de vista relacional. Bajo esta perspectiva se propone crear un ambiente familiar sano y emocionalmente nutritivo donde todos y cada uno de sus miembros logren desplegar habilidades adecuadas de comunicación, negociación, así como el   establecimiento   de   normas  que 

alienten el crecimiento, garantice la seguridad de los hijos y preserven la autoridad de los padres y a la vez contribuye a preservar la pareja conyugal estable y sana.

Uno de los retos iniciales que se presentan en la terapia de pareja es que esta resuelva sus diferencias de forma más funcional. Se contemplan los aspectos de comunicación, aceptación, resolución de conflicto (negociación) y de miedo a la intimidad. Todos estos aspectos se relacionan entre sí por ejemplo, una comunicación ineficaz no permite compartir los momentos agradables y las   oportunidades   para   una  mayor 

 intimidad   y   peor   aún   induce   a   conflictos   y  sentimientos  de  rechazo  y  separación.